La novela ‘Les veus del Pamano’ traslada su éxito a una miniserie

CARME ESCALE / BARCELONA
EL PERIODICO.COM
 
 TV-3 plasma en dos episodios la posguerra en los Pirineos basándose en la obra de Jaume Cabré
 

  Apadrinada por el sólido respaldo de un gran éxito literario, la miniserie Les veus del Pamano, basada en la novela homónima de Jaume Cabré, llegará mañana por la noche a la pequeña pantalla. Televisió de Catalunya emite, mañana (21.50 horas) y el martes (22.20 horas), en dos capítulos de casi 90 minutos, esta coproducción de TV-3, Diagonal TV y Mallerich Films, dirigida por Lluís Maria Güell (Ventdelplà, Amar en tiempos revueltos), que narra la experiencia de una joven pareja que se instala en un pueblo del Pirineo durante la posguerra española.
Torena es el nombre ficticio del lugar donde se sitúa la acción, que en la novela de Cabré y en parte del rodaje corresponde al verídico Llessui, núcleo de Sort (Pallars Sobirà). Allí tiene su destino como maestro Oriol Fontelles, personaje interpretado por Roger Coma. Le acompaña Rosa, su esposa embarazada, que encarna la actriz Mar Ulldemolins. Es 1943 y en Torena se respiran todavía las traiciones con olor a pólvora de la guerra. Los recién llegados sufrirán las ansias de venganza de una dura posguerra en la montaña pirenaica, lugar de paso y refugio de maquis.
Targa, el alcalde falangista del pueblo, domina la vida del nuevo maestro, con una exuberante crueldad. Francesc Orella, que encarna a este siniestro personaje, es descendiente de Olp, otra pedanía de Sort, entre Llessui y Enviny, la otra localización emblemática del rodaje. Allí se rodaron las secuencias de la escuela de Torena en la que imparte clase Fontelles a sus alumnos (muchos de ellos, niños y niñas del Pallars). La escuela de Enviny recibe mañana la visita de Espartac Peran (Divendres,16.25 horas), que entrevistará a un antiguo estudiante de la misma y a dos niños pallareses que en la miniserie cantan el Cara al sol.

 


AMOR, A PESAR DE TODO / En la miniserie, el sabor amargo de la guerra convive, sin embargo, con sentimientos más humanos. Por encima del infame alcalde, comanda su poder la dueña de gran parte de las tierras del pueblo, Elisenda Vilabrú, «fría y calculadora, a la que fue un reto justificar como personaje», afirma Montse Germán. Entre ella y el maestro surge un amor clandestino, cargado de fuerza, que emana de miradas y encuentros furtivos. «La dificultad era explicar, sin palabras, qué piensa el personaje», dice Roger Coma, en la piel del profesor que recoge lo que siente en sus entrañas durante su vida en Torena en un diario que alguien hallará años después.
«Se trata de una historia emocionante, que está explicada para emocionar». De esta manera la definió el director del Institut Català de les Indústries Culturals, Antoni Lladó. En palabras de Güell, es «una historia lograda gracias al flirteo entre literatura y televisión». «El truco ha sido montar una miniserie con recursos propios de la narración televisiva, y no una versión del libro para la tele», añadió el director en la presentación de la coproducción, el pasado miércoles, en Barcelona. En ella, el jefe de programas de la cadena catalana, Jordi Serra, anunció la salida de la miniserie en DVD este mismo miércoles.